Proceso realización de una obra

 

Lo primero que se hace es la realización de un diseño por el propio taller contratado,  aunque en algunos casos la hermandad aporta el diseño, una vez se apruebe el presupuesto del diseño por parte de la hermandad el taller comienza a trabajar en la elección de tipos de puntos  y de hilos  en cada detalle del conjunto. Para ello es preciso conjugar varios factores entre ellos el presupuesto aprobado, pues de ello dependerá en gran medida  la calidad del material y puntos a emplear.

 El diseño original se fotocopia para servir de base de la obra y de este se sacan las plantillas de las hojas, estas se sacan en fieltro amarillo para el bordado de oro y blanco para la plata,  estos motivos se   tejen previamente en bastidores pequeños, donde una vez concluidos se almidonan por detrás y se recortan para posteriormente adjuntadla al tejido en el que se vaya a confeccionar la pieza, una vez estas hojas estén  cosidas se perfilan con un fino condoncillo para su remate final.